Al hablar de educación integral, necesariamente, debemos centrarnos en la condición humana desde sus dimensiones y niveles, por ende, implica reconocer lo cognitivo, lo afectivo y lo motor como el medio de expresión humana, Debemos considerar aquella dimensión afectiva que ha estado alejado de la educación. Lo cognitivo es la esencial de las reformas educacionales latinoamericanas y europeas también, incluso focalizadas en ciertas disiciplinas, esencialmente las matemáticas y el lenguaje, relegando todo lo demas, como el arte, que es el eje transversalizador de la condición humana a un segundo plano. En este escenario, la emoción, que consituye la trascendecia afectiva, está totalmente ausente en los climas de aula. No importa el estado emocional en que se encuentran los y las estudiantes, interesan los contenidos, lo curricular. Las investigaciones realizadas recientemente desde la neurociencia develan esta gran deuda de la educación con lo emocional. Por lo tanto, hablar de lo integral u holísitico en la educación requiere de un cambio paradigmático y eso tiene que ver con la formación inicial docente y con la propio/a sujeto docente.

Vistas: 291

Respuestas a esta discusión

En estos días tuve oportunidad de intercambiar con un papá que me sorprendió gratamente cuando comentó que con 5 horas diarias (en Argentina), no deberíamos esperar que la escuela se encargue todas las expectativas sociales sobre los niños... digo que me sorprendió porque hace años que busco una manera de hacer de los contenidos "conceptuales" de la Formación Ética y Ciudadana la excusa para reflexionar sobre la responsabilidad, el compromiso, etc. Si pudiera la escuela garantizar a los alumnos seguridad, tranquilidad, o quitarles las preocupaciones de sus vidas, seguramente conseguiría más tiempo para reflexionar en el aula! pero me pregunto: ¿como garantizar tal cosa cuando durante 19 horas al día no están en la escuela? ¿las familias educan en forma integral? y siguen otras tantas...

por supuesto no tengo respuestas para mis inquietudes, por eso sigo aquí, compartiendo!

Estoy de acuerdo con Jose Patricio, ya que nunca se ha tenido en cuenta las emociones, y como se sienten los alumnos. Hay que tener en cuenta lo que piensan, lo que quieren, qué necesitan. Ya que nos han formado como borregos: personas iguales que tienen que llegar a adquirir una serie de conocimientos y contenidos; olvidándose muchas veces de sus destrezas, o de lo que necesitan. Por mi experiencia, empiezo a ver luz al final del camino, el cambio empieza a verse en las aulas de infantil. Nosotros, los que nos estamos formando, estamos intentando hacer este cambio: que cada niño sea único, y tratados como personas diferentes, con necesidades diferentes.

RSS

Nuevo Proyecto Fundación Teléfonica

EXPERIENCIAS EDUCATIVAS SXXI

¿Quieres conocer las últimas experiencias educativas? Asómate al nuevo proyecto de Fundación Telefónica

Encuentro Internacional Educación

imagem enlace à vídeo

Álbum fotográfico

Insiders

imagen enlace a la página de los insiders

imagem enlace à página dos insiders

© 2020   Creada por Encuentro Educación 2012 - 2013.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio