Me parece muy importante este tema, estoy completamente de acuerdo con la obsolescencia del sistema educativo, pero reconozco que en mi contexto es más grave; no encuentro una forma efectiva de motivar a los docentes para que haya, realmente un cambio de actitud en el aula. Aunque se han intentado iniciativas, el proceso es muy lento.

 

Vistas: 4623

Las respuestas están cerradas para esta discusión.

Respuestas a esta discusión

Totalmente de acuerdo pero el tema de la vocación o de la pasión es lo que inicia la disrupción. Trabajar sin pasión es lo pero que te puede pasar. La disrupción es sinónimo de pasión!!!!
Cuando hay vocación, pasión, entrega , y los supervisores no reconocen el trabajo, el aprendizaje de los alumnos todo comienza a decaer, y comienza la etapa de la desilusión que no le gana a la pasión, hay una lucha interna imposible de explicar

el movimiento se demuestra andando... y nuestro ejemplo y ayuda a los compañeros ante las NNTT es eso.... que vean que hay cosas sencillas y que ya tendremos tiempo de complicarlas... pero si funcionan se animaran... y lo digo por experiencia, como coordinador de informática i formador...



Nada es difícil cuando se quiere,cuando se quiere todo se puede, y no hay nada más lindo que transmitir innovación a nuestros alumnos

Nada es fácil, tampoco dificil, el detalle esta en unificar criterios por el bien de un sistema educativo innovador e integrador, pero bien sabido es que en lo que compete al sistema educativo de cualquier lugar de este maravilloso planeta, con tristeza reconocemos que se sigue un sistema obsoleto en desuso es como llaman los expertos una innovación disruptiva que lo querramos o no va a desaparecer no de la noche a la mañana pero si debe de dar entrada EL SISTEMA EDUCATIVO al implemento generalizado de las TIC ello con la finalidad de atacar el rezago y la deserción educativa. No hay de otra o le entramos a la innovación tecnológica o nos lleva la tristeza. Con nuestra labor que más que educativa va a parecer PAUPERRIMA tercer mundista y de innovadora no tendra nada más que el reflejo de resultados inflados, falsos en comparación con los parametros de calidad que se exigen en la prueba ENLACE, PISA, OCDE etc, etc.

Gracias: María Ernestina Pérez Sigala.



María Ernestina Pérez Sigala dice:

Nada es fácil, tampoco dificil, el detalle esta en unificar criterios por el bien de un sistema educativo innovador e integrador, pero bien sabido es que en lo que compete al sistema educativo de cualquier lugar de este maravilloso planeta, con tristeza reconocemos que se sigue un sistema obsoleto en desuso es como llaman los expertos una innovación disruptiva que lo querramos o no va a desaparecer no de la noche a la mañana pero si debe de dar entrada EL SISTEMA EDUCATIVO al implemento generalizado de las TIC ello con la finalidad de atacar el rezago y la deserción educativa. No hay de otra o le entramos a la innovación tecnológica o nos lleva la tristeza. Con nuestra labor que más que educativa va a parecer PAUPERRIMA tercer mundista y de innovadora no tendra nada más que el reflejo de resultados inflados, falsos en comparación con los parametros de calidad que se exigen en la prueba ENLACE, PISA, OCDE etc, etc.

Gracias: María Ernestina Pérez Sigala.


Lo recibí en un correo y lo comparto, dejando la inquietud ....

Imaginando una escuela diferente


Hace unas semanas publiqué una historia llamada “Profesión”, de Isaac Asimov. Lo hice porque, en mi muy humilde opinión, describe lo que sucederá si las personas se siguen educando de la manera en que lo hemos estado haciendo. No me refiero a todos los elementos futuristas propios de la ciencia ficción, sino a la pérdida de la curiosidad y la dependencia para aprender como inevitables consecuencias.

Dentro de ese mismo libro encontré otra historia con un diálogo que me pareció interesante y quiero compartir. La historia se llama “Cuánto se divertían”. El diálogo empieza así…

- ¿Quién querría escribir sobre la escuela? - preguntó Margie.

Tommy la miró con aire de superioridad.

- Porque no es una escuela como la nuestra, tontuela, es una escuela como la de hace cien años. - Y añadió altivo, pronunciando la palabra muy lentamente - : Siglos.

Margie se sintió dolida.

- Bueno, yo no sé qué escuela tenían hace tanto tiempo. - Leyó el libro por encima del hombro de Tommy y añadió - : De cualquier modo, tenían maestro.

- Claro que tenían maestro, pero no era un maestro normal. Era un hombre.

- ¿Un hombre? ¿Cómo puede un hombre ser un maestro?

- Él les explicaba las cosas a los chicos, les daba tareas y les hacía preguntas.

- Un hombre no es lo bastante listo.

- Claro que sí. Mi padre sabe tanto como mi maestro.

- No es posible. Un hombre no puede saber tanto como un maestro.

- Te apuesto a que sabe casi lo mismo.

Margie no estaba dispuesta a discutir sobre eso.

- Yo no querría que un hombre extraño viniera a casa a enseñarme.

Tommy soltó una carcajada.

- Qué ignorante eres, Margie. Los maestros no vivían en la casa. Tenían un edificio especial y todos los chicos iban allí.

- ¿Y todos aprendían lo mismo?

- Claro, siempre que tuvieran la misma edad.

- Pero mi madre dice que a un maestro hay que sintonizarlo para adaptarlo a la edad de cada niño al que enseña y que cada chico debe recibir una enseñanza distinta.

- Pues antes no era así. Si no te gusta, no tienes por qué leer el libro.

- No he dicho que no me gustara - se apresuró a decir Margie.

Quería leer todo eso de las extrañas escuelas.

Lo que me parece interesante de este diálogo es la capacidad de Asimov de imaginar una escuela diferente, y eso no es algo que suceda muy a menudo. Me parece que los esfuerzos están en solucionar los problemas, lo que en si no tiene nada de malo, pero nuestra atención no puede solo ir en esa dirección; se necesita pensar y crear algo distinto.

Unos días atrás, junto a mi novia, pasamos un par de horas conversando con una amiga que no veía desde los catorce o quince años, algo más de una década.

Después de los “cómo has estado”, “qué has estado haciendo” y recordar algunas anécdotas del pasado, conversamos sobre educación. Me preguntó qué planeaba para el futuro. Le contesté que tenía una escuela en mente que me gustaría hacerla realidad.

Me comentó que hace algunos años también imaginó una escuela diferente; un lugar donde los ancianos recuperen su vitalidad compartiendo su tiempo con niños y jóvenes, mientras estos obtienen una educación basada en la sabiduría y experiencia de vida. Para que todo eso fuera posible, la escuela debía compartir sus terrenos con un asilo de ancianos.

Tanto la conversación con mi amiga como el diálogo en la historia de Asimov demuestran que es posible imaginar una escuela distinta. Honestamente, no podría decir cuál de esas dos visiones es más realista; quizás por ser la historia de Asimov una obra de ficción se puede pensar que su visión es imposible. No creo que sea así. Lo que es posible o no solo se puede dilucidar imaginando y luego intentando crear una escuela diferente.

Siento curiosidad, ¿cómo imaginas tu escuela ideal?




María Ernestina Pérez Sigala dice:

Nada es fácil, tampoco dificil, el detalle esta en unificar criterios por el bien de un sistema educativo innovador e integrador, pero bien sabido es que en lo que compete al sistema educativo de cualquier lugar de este maravilloso planeta, con tristeza reconocemos que se sigue un sistema obsoleto en desuso es como llaman los expertos una innovación disruptiva que lo querramos o no va a desaparecer no de la noche a la mañana pero si debe de dar entrada EL SISTEMA EDUCATIVO al implemento generalizado de las TIC ello con la finalidad de atacar el rezago y la deserción educativa. No hay de otra o le entramos a la innovación tecnológica o nos lleva la tristeza. Con nuestra labor que más que educativa va a parecer PAUPERRIMA tercer mundista y de innovadora no tendra nada más que el reflejo de resultados inflados, falsos en comparación con los parametros de calidad que se exigen en la prueba ENLACE, PISA, OCDE etc, etc.

Gracias: María Ernestina Pérez Sigala.

Primeiro algo essencial, os docentes tem que estarem abertos a essa motivação, tem que ter a motivação interna, tem que querer. Penso que apresentar e socilaizar resultados, possibilidades, atividades práticas podem ajudá-lo nesse mudança.

Indudablemente que se tiene que encontrar la estrategia o las estrategias apropiadas para motivar a los docentes de una escuela. Los docentes deben saber reconducir los comportamientos disruptivos, usando por ejemplo técnicas de Prevención y Resolución de conflictos entre ellas tenemos: conciliación, mediación, negociación, escucha activa, diálogo democrático, etc.

Deben los docentes fomentar el interés con relación a los estilos de aprendizaje, aprendizajes cooperativos, efectos positivos en 4 niveles: cognitivo, metacognitivo, afectivo y social.

Hola:

Yo quería aportar mi granito de arena.

Este problema que planteas es muy actual y es una realidad constatable. Recientemente charlando con una excompañera de mi Máster TIC en Educación, comentábamos este hecho. Resulta que el perfil de los alumnos en España no es de constructivismo, es decir, son pasivos, están sólo a la espera sentados todos en sus pupitres colocados en filas mirando al encerado a que les cuentes algo que puedan apuntar para poder pasar a limpio cuando lleguen a casa... Es a lo que les hemos acostumbrado y es un estado "sencillo" del que no quieren salir. Yo lo suelo comparar con un bebé al que le das todo el rato de comer y le cambias los pañales... cuando tenga hambre y tu quieras que madure no va a querer buscar el bote de comida, seleccionar, aprender cómo se abre, buscar la cuchara y llevárselo a la boca.

 

Tenemos este problema y hay que solucionarlo. El cambio de conductas es complejo y lento pero estoy convencida de que en un curso lectivo se puede conseguir siempre y cuando no sea un solo profesor el que lo intente. Y ese cambio luego permanecerá siempre. Vale la pena.

 

En cuanto a lo de disruptivo... recuerdo que en mi blog hice una entrada analizando el tema.

 

Saludos!!!

No estoy de acuerdo en que los alumnos sean pasivos!!!! Son pasivos.......EN LA ESCUELA!!!! Fuera de la escuela son apasionados, activos, constructores, les encantan cantidad de cosas, pasan horas y horas haciendo fotos y subiéndolas a Internet. CREO QUE LA CLAVE está en como conseguir esa pasión DENTRO DEL AULA y creo que lo que tenemos que hacer es romper los muros, las metodologías, los sistemas y volver a conectar con la PASIÓN POR EL CONOCIMIENTO que nuestros estudiantes demuestran tener fuera de la escuela. ESTA ES LA CLAVE. Camino: no me parece justo victimizar a los estudiantes, esto lo hacen muchos docentes de secundaria, aclarar que la educación es imposible por que los estudiantes son vagos, nada activos, violentos...etc.  Creo que lo que ahy que hacer antes de victimizar a nadie es darnos cuenta de algo que ya he dicho muchas veces: ellos tienen una cultura del siglo XXI y la escuela es del siglo XIX. Hay que cambiar la escuela.

Cobrará lo mismo, pero no disfruta igual. Peor para el que es soso y aburrido. ¡Yo adoro mi trabajo!

(Eso sí, quiero que me paguen y que se me respete como la profesional que soy).

 

maría a. olivarez dice:

seamos sinceros lo mismo cobra quien mucho se esfuerza y gasta tiempo y dinero a aquel que nada hace

RSS

Nuevo Proyecto Fundación Teléfonica

EXPERIENCIAS EDUCATIVAS SXXI

¿Quieres conocer las últimas experiencias educativas? Asómate al nuevo proyecto de Fundación Telefónica

Encuentro Internacional Educación

imagem enlace à vídeo

Álbum fotográfico

Insiders

imagen enlace a la página de los insiders

imagem enlace à página dos insiders

© 2023   Creada por Encuentro Educación 2012 - 2013.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio