Si un profesor actual pretende incorporar al proceso Enseñanza-Aprendizaje conceptos como el de las Competencias Básicas o la Teoría de las Inteligencias Múltiples ¿puede hacerlo tal y como están dispuestas físicamente las aulas hoy en día?

La disposición y la ordenación del aula -en la mayoria de los casos- sigue respondiendo a la concepción tradicional de la Educación, magistral, memorística y casi unidireccional. En la Educación moderna el aprendiz es el centro de su proceso de aprendizaje y que su visión se limite a "ver la nuca del compañero de delante" es anticuado, pernicioso y antipedagógico.

Y, tú, ¿qué opinas? ¿Conoces experiencias novedosas e interesantes que compartir? ¿Cómo crees que debe ser el aula sel siglo XXI?

 

Crédito de la imagen

 

Y la frase para recapacitar, hoy que es día de fiesta:

"Nunca he permitido que la escuela entorpeciese mi educación." (Mark Twain)

Vistas: 2636

Las respuestas están cerradas para esta discusión.

Respuestas a esta discusión

Aparte de las clases de cocina en la cocina (¡Qué gozada!), siempre he dado clases de “movimiento bancario” en clase. Hasta aquí la flexibilidad física que admite el aula. Y cuando miro con envidia ejemplos como Echuca o Montserrat (siguiendo el interesante comentario de Carlos sobre inteligencias múltiples) y me doy cuenta de que el cambio del espacio físico que proponen va unido al cambio de la división del conocimiento por asignaturas, de los horarios, de los grupos de trabajo de profesorado y alumnado, del rol del docente y de la familia, de los niveles de autonomía y responsabilidad... en definitiva, de todo el paradigma educativo, lo veo lejos, la verdad.
Mientras llega (o fabricamos) el momento, sí que podemos asomarnos a la ventana del ordenador (o del pad, ped, pid o pod), recrear el aula virtual que queremos (y que nos pide el currículo) en la nube y subir algún peldaño que otro hacia ella: podemos aprender en diferentes rincones flexibles dedicados a escuchar, consultar, entender, estudiar o bien debatir, explicar, compartir, colaborar además de viajar, crear o publicar y así emplear y desarrollar todas nuestras habilidades.

Muchas garcias, Ivon, por el seguimiento que estás haciendo del debate y por tus estupendas aportaciones. No conocía la experiencia de Echuca y queda claro lo que quieres decir cuandos eñalas que el cambio físico va acompañado de profundos cambios en el paradigma educativo. Sin embargo, es muy gráfico ver el aula de ayer, el aula de hoy y el aula TIC. En definitiva, el espacio físico también dbe cambiar. Es necesario que los alumnos se vean los ojos no las nucas...

 

Crédito de la imagen

 

De la experiencia del colegio Monserrat sí que tenía noticias por otros compañeros (Carlos, Lu, Ibon) y éste último, precisamente, me ha recomendado dos libros donde se explica la experiencia de este colegio y lo que ha supuesto el cambio de paradigma. Aprovechando que el Pisuerga... os dejo aquí sus reseñas, por si alguien está interesado:

  • Monserrat del Pozo Roselló: Una experiencia a compartir. Las Inteligencias Múltiples en el Colegio Monserrat, ALTÉS, 2005.
  • Monserrat del Pozo: Aprendizaje Inteligente, Gráficas Campás, 2011.

 

 

 

A veces no es tan difícil cambiar la disposición del aula. La última vez que me pidieron asesoramiento para mejorar el proceso de lecto-escritura en un centro educativo, lo primero que hicimos fue ir a las aulas y cambiar el espacio. Incluso aunque la Dirección no esté a favor de esos movimientos, es posible modificar las formas de interacción en el aula.

 

No estoy hablando de nada raro. Conozco bastantes escuelas de Infantil y Primaria que organizan el trabajo en grupos y que tienen estructuras más horizontales de relación, escuelas públicas muchas de ellas. Incluso en algunas escuelas vascas se organiza el curriculum en lo denominado Sistema AmaraBerri (aquí una referencia a la red de centros: http://amaraberri.org/topics/sistema/) donde en lugar de aulas hay zonas de trabajo. Esos sistemas están incorporando la tecnología a su metodología participativa (con diferentes niveles de éxito en el proceso).

 

Así que es posible cambiar muchas cosas en el aula y es posible la educación activa con los recursos actuales. Lo que cuesta es dar el salto, que las familias acepten este planteamiento y explicárselo en detalle, entender que una gran parte de las actividades de las escuelas de mirada en la nuca no sirven o son muy poco efectivas.

 

Como dice Montserrat del Pozo, los profesores debemos y podemos cambiar la perspectiva.

Muchas gracias, Ainhoa, por tu visita y por tu participación. Efectivamente, como señalas, "es posible cambiar muchas cosas en el aula y es posible la educación activa con los recursos actuales" pero lo difícil es dar el salto. Agradecemos especialmente que menciones experiencias como la de AmaraBerri y es una satisfacción comprobar que el cambio es posible y que los resultados que se obtienen son excepcionales. Hemos introducido los ordenadores en el aula, hemos modificado nuestra metodología, han cambiado los currículos, pero el aula sigue como en el siglo XX, bueno, quiero decir como en el siglo XV: las diferencias son mínimas.

Ya se ha apuntado aquí, por parte de Marimar, que hace falta un cambio radical en toda la sociedad y concebir el aula como un lugar de aprendizaje activo, participativo debe ser tarea no solo de los profesores y alumnos sino de las familias y de la sociedad. No solo tienen que entenderlo así, sino que deben participar y exigir que sea así. Yo, si se me permite, enmendarle la plana a Monserrat del Pozo: la sociedad debe cambiar la perspectiva...

Muchísimas gracias por tu participación.

Creo que la escuela del siglo XXI tiene que ser global, que comprenda todos los recursos educativos efectivos a la hora de llevarlo al aula, que uno de sus principios sea la flexibilidad y la coperación entre los que la conforman. Que siga luchando por la discapacidad y las dificultades de aprendizaje como promotoras de integración de un mundo donde tienen que participar todos y todas. Donde el profesional de la educación sea un coordinador de tareas dirigidas a potenciar el protagonismo, del ser hacia donde camina la educació. Niños, mayores, discapacitados....etc.

Quiero pensar que este objetivo hermoso sea posible con la labor de toda la sociedad.

 

Así es, María José, la Escuela del siglo XXI debe ser integradora y debe ser global, como dices. Nadie tiene que sentirse excluido y todos los alumnos tienen que tener su espacio en el aula. El profesor tiene que ser el guía y los alumnos deben ser los protagonistas y, como ya hemos dicho en varias ocasiones, toda la sociedad tiene que implicarse en esta transformación. En estos tiempos, todos nos estamos planteando los propósitos de la Educación...

Muchas gracias por tu visita y por tu participación.

Cuando paso por delante de algunos centros educativos me da miedo. Por fuera solo se ven rejas rodeándolos, como si fueran cárceles. Edificios tochos y zonas cementosas que suelen ser campos de fútbol. Por dentro el espectáculo es todavía peor.  La separación entre zonas de profesores y alumnos es radical y gravosa. Mientras en las salas de profes y Departamentos se ven revistas, periódicos, materiales,  máquinas de café, ordenadores etc., no existen zonas para que el alumnado se relaje, por no haber no hay ni papel en sus WCs. Que decir de las aulas, con sillas en fila, en muchos institutos todavía de una en una, para que ni se toquen. Las paredes frías, vacías de contenido, solo la pizarra ocupa el espacio. Los pasillos idem, zonas de vigilancia intensiva para que no escapen.

La metodología es el motor de cambio, pero  muchas veces se olvida una de sus variables más importantes: los escenarios de aprendizaje. La organización de los espacios y tiempos crea, a su vez,  "situaciones de aprendizaje", son como el huevo y la gallina. Si los cambiamos, de alguna manera, la forma de "dar la clase" también lo hace. Metodologías innovadoras necesitan de escenarios adecuados. Yo me imagino así un centro en el futuro:

 

-Con aulas dispuestas para realizar trabajo cooperativo con grupos base de continuo,  mobiliario para trabajar en parejas y en grupos, espacio para que los alumnos puedan moverse, ordenadores por cada grupo, recursos en la propia aula...Esto requiere de secuencias didácticas que integren todas las competencias y también los elementos de gestión del aula ( clima de aula, tiempos concretos, convivencia...). Pueden ser proyectos de trabajo en todas sus modalidades(que las hay y muchas) o programarse como sucesiones de tareas,  situaciones problemáticas, WebQuest....

-Abierto a toda la comunidad educativa, con pasillos y halls disponibles para exposiciones, performances,  asambleas, debates o cursos. Salas  con otras opciones (ajedrez, juegos de mesa...). Aulas abiertas, bibliotecas activas, puntos de información con PCs disponibles, "meeting points" para  actividades diferentes a las meramente deportivas (clubs de ciencias, matemáticas, literatura,  teatro, berbalagunak, grupos de apoyo entre iguales, cineforums, conciertos de alumnos ...) etc.

-Que usa escenarios fuera del centro para educar. No me refiero solo a aprovechar las exposiciones, teatro, itinerarios por la naturaleza o por la ciudad, visitas a empresas etc, sino a "sacar" el aula fuera por medio de "aprendizajes servicio", colaboración con asociaciones, ONGs, APAs... o iniciativas de educación expandida como el "banco común de conocimientos" Tanto este como el anterior llevan detrás una parte del currículo integrado, con proyectos interdisciplinares, contextualizados a la realidad social, natural y cultural que rodea el centro,  trabajos concretos entre cursos ...

-Por último, un centro abierto al mundo por medio de la Red, digitalizado, que rompa con los muros del aula. Profesorado y alumnado presencial y virtual, con formación compartida y en red. Trabajar en la nube, organizarse, buscar información,  producirla con todo tipo de recursos multimedia, y, sobre todo, compartirla, comunicarse con  otros centros, con otros colectivos, con el mundo..porque tal vez  el futuro sea totalmente distinto, quizás la educación ya no se de en los centros, sino en cualquier lugar y las escuelas e insitutos cumplan solo el papel de mediadores, coordinadores o puntos de encuentro. ¿Qué os parece?

Muchísimas gracias, Pilar, por tu espléndida intervención.

La escuela que propones tiene muy buena pinta, muy buena. Al final se trata de derribar paredes y que la comunicación fluya de una manera más natural. Como señalas, "metodologías innovadoras necesitan de escenarios adecuados" y hay que atreverse a innovar, a probar otras experiencias. Como ya ha quedado dicho por aquí, ya hay experiencias reales que nos animan a todos a ser atrevidos y a intentarlo. Dejemos los miedos en un cajón y atrevámonos a destruir lo sviejos espacios y abramos nuestras aulas a las nuevas condiciones que exige el flujo de la información y del conocimiento.

Muchas gracias.

Estuve en el encuentro cargando las pilas de cambios que debemos plantear en nuestras tareas como docentes,

muchas gracias, por formar parte de esa ventana que me habéis ayudado abrir en beneficio de mi misma y de mis 

alumnos/as necesitamos motivación,creatividad,sueños mágicos,ganas de aprender. También quiero aportar las experiencias 

tan positiva que tuve en el congreso de Córdoba en Marzo 2011,donde se trato "las Inteligencias Múltiples en el aula"

y las competencias básicas.Ya que estas nuevas metodologías nos proponen recursos, estrategias y que tengamos 

un enfoque nuevo del aprendizaje y diversidad de cada alumno/a para aprender.

TENGAMOS TODO/AS UNA APUESTA POR LA  INNOVACIÓN DE NUESTROS CENTROS "PASITO A PASITO".

 

Muchas gracias, Mari Paz, por la visita y por tu intervención.

Ésa es la filosofía correcta, pasi a pasito hasta conseguir involucrar al mayor número de docentes para logar esa innovación y esa creatividad que ya empiezan a reclamar nuestro alumnado, las familias y la sociedad. Aún estamos en la primera fase, pero poco a poco conseguiremos que Encuentros como el de Educared o el de Córdoba que mencionas sirvan para desarrollar esa nueva escuela moderna.

Los felicito por esa mentalidad tan creativa e innovadora la misma que nos involucra dia a dia a mejorar las perspectivas de la educación pero una educación con calidad y calidez porque la mayoría de los profesores a veces teme a innovarse sin darse cuenta que la vida es una constante y que parte de esta es aprovechar las diferencias de cada ser,  para intercambiar procesos y formas de desarrollarnos de una forma más completa e integrada, como parte de una misma sociedad. Me alegro mucho ser parte de la red.

Hola a todos:

Comento sobre lo dicho por Ainhoa, tenemos poco conocimiento de esa modalidad,  nosotros los docentes, creo que debemos ser los innovadores. lo demás suge como respuesta de nuestros alumnos  desde el momento en que logremos buenos resultados...Hay que asesorarse y animarse a dar el salto.

Saludos, Jacqueline

Ainhoa Ezeiza dice:

A veces no es tan difícil cambiar la disposición del aula. La última vez que me pidieron asesoramiento para mejorar el proceso de lecto-escritura en un centro educativo, lo primero que hicimos fue ir a las aulas y cambiar el espacio. Incluso aunque la Dirección no esté a favor de esos movimientos, es posible modificar las formas de interacción en el aula.

 

No estoy hablando de nada raro. Conozco bastantes escuelas de Infantil y Primaria que organizan el trabajo en grupos y que tienen estructuras más horizontales de relación, escuelas públicas muchas de ellas. Incluso en algunas escuelas vascas se organiza el curriculum en lo denominado Sistema AmaraBerri (aquí una referencia a la red de centros: http://amaraberri.org/topics/sistema/) donde en lugar de aulas hay zonas de trabajo. Esos sistemas están incorporando la tecnología a su metodología participativa (con diferentes niveles de éxito en el proceso).

 

Así que es posible cambiar muchas cosas en el aula y es posible la educación activa con los recursos actuales. Lo que cuesta es dar el salto, que las familias acepten este planteamiento y explicárselo en detalle, entender que una gran parte de las actividades de las escuelas de mirada en la nuca no sirven o son muy poco efectivas.

 

Como dice Montserrat del Pozo, los profesores debemos y podemos cambiar la perspectiva.

RSS

Nuevo Proyecto Fundación Teléfonica

EXPERIENCIAS EDUCATIVAS SXXI

¿Quieres conocer las últimas experiencias educativas? Asómate al nuevo proyecto de Fundación Telefónica

Encuentro Internacional Educación

imagem enlace à vídeo

Álbum fotográfico

Insiders

imagen enlace a la página de los insiders

imagem enlace à página dos insiders

© 2022   Creada por Encuentro Educación 2012 - 2013.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio