El etnodesarrollo es entendido como la perspectiva  de desarrollo según  la cual partiendo de la visión autónoma de las comunidades, de su historia, sus valores y sus metas, se potencian las particularidades, culturales ancestrales territoriales de diferentes grupos sociales, en este caso de las comunidades afrocolombianas, para alcanzar una vida mejor y más humana, con mejores estándares en cuanto las dimensiones sociales del desarrollo (salud, educación, ingresos económicos, pobreza etc.) traducidas en mayores  libertadas e igualdad de oportunidades con expansión de las capacidades productivas permitiendo reducir todo tipo de privaciones.

 

Esta visión del etnodesarrollo afrocolombiano potencia, estimula e involucra las características y particularidades culturales para fomentar el desarrollo local  y el crecimiento, propendiendo por la generación de facilidades de acceso económico para  el empoderamiento y el emprendimiento en los diferente factores productivos, la promoción del empleo desde un perspectiva de igualdad en las condiciones y oportunidades  de la población afro,  frente al resto de la sociedad colombiana, así como la articulación de una estrategia  de generación de ingresos basados en las potencialidades del territorio y sus recursos naturales y el aprovechamiento de la  biodiversidad, posición geoestratégica y sus características  culturales

 

Por otra parte,  es importante, dejar claro el constructo de política pública. Es el resultado del conjunto de objetivos colectivos, considerados necesarios o deseables para medios y acciones. Dichos objetivos son tratados, por lo menos parcialmente, por una institución u organización gubernamental, con la finalidad de orientar el comportamiento de actores individuales o colectivos, y así poder modificar positivamente una situación percibida como insatisfactoria o problemática.

 

Las políticas públicas, en la mayoría de los casos, se orientan a poblaciones específicas: género, grupos de edad, étnicos, regionales. Cuando son poblacionales, buscan crear condiciones para que los ciudadanos y ciudadanas participen en la vida social, económica, cultural, ambiental y democrática, y en la construcción de un proyecto colectivo de país.

 

La Constitución de 1991, en su artículo 7, establece: “El Estado reconoce y protege la diversidad étnica y cultural de la nación colombiana”. Asimismo, en el artículo 13, señala: “todas las personas nacen libres e iguales ante la ley, recibirán la misma protección y trato de las autoridades y gozarán de los mismos derechos, libertades y oportunidades sin ninguna discriminación por razones de sexo, raza, origen nacional o familiar, lengua, religión, opinión  política o filosófica”. Sustentado en el marco constitucional, se expide la Ley 70 de 1993, la cual, en el artículo 47, precisa: “el Estado adoptará medidas para garantizarles a las comunidades negras7 de que trata esta ley el derecho a desarrollarse económica y socialmente atendiendo los elementos de su cultura autónoma”.

 

Como se puede observar en las anteriores leyes, el Estado, con el propósito de reglamentar la norma constitucional y la ley, ha desarrollado normas y jurisprudencia para el reconocimiento de los derechos territoriales, culturales, políticos y sociales. De igual forma, ha posibilitado, de alguna manera, espacios de articulación y participación de los diferentes actores sociales en el establecimiento de políticas públicas incluyentes para la población negra, afrocolombiana, palenquera y raizal.

 

En el que se determina que el etnodesarrollo es “una estrategia de inclusión y fortalecimiento de la democracia, desde el reconocimiento de la diferencia

 

No obstante, el reto hoy es generar propuestas de desarrollo  de inclusión étnico racial afrocolombiana la cual  define inclusión como: “Aumentar el acceso a las opciones para la potenciación real de las capacidades de los afrocolombianos  y de los recursos necesarios en todas las dimensiones sociales (económica, legal, política, cultural), orientadas al logro de la autonomía real para lograr su propio desarrollo

 

A partir de lo anterior, es importante abordar el concepto de Etnodesarrollo  que es el ejercicio de la capacidad social de un pueblo para construir su futuro, aprovechando para ello las enseñanzas de su experiencia histórica y los recursos reales y potenciales de su cultura, de acuerdo con un proyecto que se defina según sus propios valores y aspiraciones

 

Por tanto; el etnodesarrollo debe ser visto como un camino para la inclusión social desde el punto de vista del desarrollo social, económico y humano en Colombia y si incidencia en la población afrocolombiana. El etnodesarrollo está basado en la diversidad cultural, en los valores éticos y en la equidad, es constituido legalmente en políticas públicas que el Estado colombiano estableció para esta población y sus diferentes escenarios, éste es un mecanismo de inclusión social donde se plantea y analiza el diseño de modelo experimental basado en las particularidades de la comunidad Afro, especialmente se centra en la comunidad afrocolombiana, palanquera y raizal, las cuales aumentan en la transformación del modelo económico tradicional, se busca a través de una serie de criterios un modelo de etnodesarrollo donde su misión es el equilibrio entre las necesidades de la naturaleza y las pretensiones de la libertad humana, su principal objetivo es formular planes de vida de las comunidades negras y rurales, buscando en especial crear un fondo de proyectos productivos en los territorios colectivos y en las comunidades urbanas de acuerdo a su vocación económica y con perspectiva de género, dentro de otras políticas están las educativas como es ampliar la cobertura política de los pueblos Afrocolombianos como un componente básico de la identidad étnica nacional.

De ahí, desarrollo significa sobre todo la satisfacción de las necesidades humanas largamente denegadas y la equidad en la distribución de los recursos y de los beneficios del crecimiento. Combatir el racismo estructural resulta por consiguiente una lucha por la sobrevivencia y la equidad en el marco de contextos culturales y sociales específicos, propios de los afrodescendientes;

 

Finalmente, cabe exhibir que el etnodesarrollo posibilita algunos beneficios que se relacionan con: la optimización de los recursos existentes, la participación comunitaria, la comprensión de los problemas y la solución de los mismos, contribuye con el mejoramiento de la equidad, genera programas y proyectos sostenibles y sustentables, propicia la imaginación y la creatividad, estimula la capacidad de asociatividad, la conciencia cívica, los valores éticos, favorece la formación de un clima de confianza.

 

 

Por otra parte, es un  requisito fundamental, la elaboración de propuestas pedagógicas para educar en y para la diversidad -Educación Multicultural- garantizando el respeto por la diferencia. Es indispensable transversalizar la perspectiva étnica en las políticas, programas y proyectos, en el orden nacional, regional y local. Como también establecer mecanismos financieros y legales, actuar como catalizador de la conceptualización, movilización y promoción de las estrategias de apoyo al fomento empresarial; y finalmente, posibilitar la creación de empresas de economía solidaria.

Vistas: 12303

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Encuentro Internacional de Educación 2012 - 2013 para agregar comentarios!

Nuevo Proyecto Fundación Teléfonica

EXPERIENCIAS EDUCATIVAS SXXI

¿Quieres conocer las últimas experiencias educativas? Asómate al nuevo proyecto de Fundación Telefónica

Encuentro Internacional Educación

imagem enlace à vídeo

Álbum fotográfico

Insiders

imagen enlace a la página de los insiders

imagem enlace à página dos insiders

© 2020   Creada por Encuentro Educación 2012 - 2013.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio